Tu Revista Turística y Social
Bienvenido a la Revísta Digital DePaseo
sábado, 30 de mayo de 2020

Marqués de Villa de Leyva… el sello vitivinícola de Colombia
Por Manuela Lora
Sección Pasaporte
 Ver Galería Imprimir

 

Durante un recorrido auspiciado por ProExport Colombia, y con los Andes colombianos como cortinas, el Viñedo Ain Karim mostró la exquisitez de sus uvas y su escenario de elaboración.

 

Sutamarchán, Boyacá, COLOMBIA.- El paisaje de los Andes colombianos, que resguarda la historia de la cultura Muisca entre sus más altas montañas, sirven de cortinas al Viñedo Ain Karim, donde se producen los vinos Marqués de Villa de Leyva.

 

Quizás sea esta la razón por la que, aunque se trata de un joven viñedo de 20 años y con 10 en producción total e ininterrumpida, sus productos gozan de una calidad y un sabor tan exquisito que han sido reconocidos internacionalmente. Hay que resaltar además que se trata de productos que sólo se comercializan en Colombia.

 

Durante un recorrido realizado por esta bodega, auspiciado por ProExport Colombia para un grupo de periodistas de Ecuador, Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana, la ingeniera agronómica Ingrid Walteros, mostró los hermosos sembradíos de uvas divididos en tres lotes que adornan un paisaje único, mezclando sus lineales formas con el verde que predomina hasta acabar la vista en una cadena de montañas, tan hermosas que parecen sobrenaturales.

 

Con una temperatura a 17 grados Celcius (que por las noches puede bajar hasta los cinco grados) y estando a 1100 metros sobre el nivel del mar, el ambiente para la producción vitivinícola en esta zona no podría ser mejor.

 

UVAS.- Las sauvignon blanc son consideradas, después de las chardonnay, la variedad más fina entre las cepas blancas de origen francés, mientras que las cabernet sauvignon, también de origen francés, están difundida en las zonas templadas y calientes de todo el mundo, pero… ¿Por qué no en Colombia?

 

La respuesta está en las tres vendimias que se producen cada dos años en el Viñedo Ain Karim, propiedad del enólogo colombiano y experto en viticultura, Mauricio Camacho; y que representan unas 30 mil botellas por año.

 

De acuerdo con Walteros, los patrones para la producción de estas vendimias se traen desde Francia, y se procede entonces a hacer injertos “barbados”, que hasta la fecha han dado maravillosos resultados en esas tierras, en las que además, según explicó, se continúan haciendo experimentos para perfeccionar los productos.

 

PROCESO.- No es difícil conocer el proceso de elaboración de los vinos Marqués de Villa de Leyva, ya que los recorridos son organizados desde las 10 de la mañana hasta la cinco de la tarde, de lunes a domingos y días festivos, con un costo de 10 mil pesos colombianos (unos US$6.25 aproximadamente).

 

Al ingresar al área de procesamiento, se puede observar la despalilladora, en la que se introducen las uvas y se separan del racimo; la estrujadora, en la que se trituran las uvas sin maltratarlas, para luego pasarlas a inmensas barricas, primero por siete días para quitarle la cáscara y la pepa, y luego de 23 días a un mes para el proceso de fermentado.

 

Para la elaboración del vino blanco no es usa la estrujadora, según explicó la guía durante el momento del recorrido, sino que desde la despalilladora pasa de inmediato a la prensa mecánica, siendo el jugo obtenido en este proceso el único elemento a utilizarse para el vino blanco.

 

Entre las variedades de vinos que se ofertan en los anaqueles de madera del Viñedo Ain Karim se encuentran el Marqués de Villa de Leyva Sauvignon Blanc 2010, el Marqués de Villa de Leyva Sauvignon Blanc 2009, el Marqués de Villa de Leyva Chardonnay Gran Reserva, y también los Marqués de Villa de Leyva Cabernet Sauvignon en sus variedades Rosé, Reserva, Gran Reserva y Reserva Especial.

 

 

Si quiere saber un poco más sobre estos vinos, visite su página web www.marquesvl.com

 

 

Sígueme en Twitter: @ManuelaLora

 

 

 

 

 

 

 
 
 
Sección Pasaporte: Artículos Anteriores
 
Síguenos en la Red