Tu Revista Turística y Social
Bienvenido a la Revísta Digital DePaseo
miércoles, 27 de mayo de 2020

Perito Moreno, La aventura de subir a un glaciar
Por Jennifer Ventura/ corresponsal Argentina. @jenventurag
Sección Pasaporte
 Ver Galería Imprimir

 

Fotos Jennifer Ventura

Arribar al aeropuerto de Calafate en la provincia de Santa Cruz, Argentina  fue un sueño echo realidad, no por la ciudad en si sino por el tesoro que se encuentra a unos 80 kilómetros del centro, el “Parque Nacional Los Glaciares”. Unos cuantos días para explorar la belleza polar de la Patagonia se quedarían cortos, sin embargo planificar cada paso de las vacaciones no fue considerado, a veces la aventura del día a día resulta más interesante.



Al llegar al pueblo, nos esperaba un clima cambiante que nos sorprendía con vientos y lluvias,precedidas de amaneceres soleados que ni la más costosa aplicación del tiempo podía predecir. Estos días fueron aprovechados para conocer parte de la cultura turística del Calafate, un lugar como pocos, ¿imaginas tener una casa tipo cabaña de campo, preparada para el clima extremo de nieve y vientos húmedos, temperaturas bajo cero en la mayoría de los meses del año, con ventanales para observar de cerca la naturaleza, rodeada de flores, caballos y ese aire fresco que solo se vive lejos de la contaminación de la ciudad? Esto es El Calafate.

Ubicado a pocos metros del lago argentino, el pueblo turístico del Calafate tieneaproximadamente 22 mil habitantes los cuales no usan  rejas en sus casas y viven una vida a base del turismo ya que es el último pueblo habitado antes de dirigirse a los glaciares y por tanto la parada obligatoria para hospedarse.



Tierra de glaciares, es como también le llaman a El Calafate. Es un pueblo que recién se expande y explota a juzgar por lo pequeño que es el centro este se expande tímidamente por los cerros y los hoteles mantienen la frescura de sus instalaciones,  con muchas calles sin pavimentar  luego que cruzas los límites del área comercial.

A pocas cuadras  de los comercios,  se encuentra el lago Argentino quien a su vez tiene una laguna que cuenta con una reserva ecológica.  Esta es la laguna Nimez, con numerosas aves y animales silvestres. Entre lechuzas y flamencos realizas un recorrido aproximadamente de dos horas, mientras fotografías sus flores silvestres, contraste con la laguna y adornada con las montañas blanquecinas por la nieve, toda una conjugación de colores que te sacaranmás que un suspiro.



En el Calafate existen 350 glaciares, destacándose por su tamaño el Perito Moreno, El Upsala, y el Fitz Roy. Para explorar los glaciares diferentes compañías te ofrecen excursiones guiadas para conocer cada punto de interés turístico, estos van desde minitreking por el perito moreno,(donde realizas una caminata por encima del glaciar) hasta navegar en cayas por los ríos de hielo. También te venden cabalgatas en caballos, navegación por los glaciares de la zona más próxima, entre otros tantos que te costará elegir cuales realizar según la cantidad de tiempo y de dinero que dispongas. Es importante saber que la exigencia física para algunas de las excursiones es fuerte pero todo esto te lo explican en detalle.

Llegó el día

El perito Moreno fue el glaciar escogido. La compañía turística que elegimos para la excursión nos pasó a buscar al hotel, el viaje es espectacular, mientras te aproximas disfrutando de montañas con cimas coronadas por la nieve, las estepas que decoran con sus matices todo el alrededor de la ruta, bosques de pino que esconden  animales en manadas recorriendo todo el camino, y el Lago Argentino a quien seguimos su recorrido hasta llegar al frente principal que te deja sin palabras, ¡llegamos al glaciar!



Al bajar del autobús te recibe un frío que te atraviesa, pero que no impide que te acerques a las pasarelas a observar cada ángulo del glaciar. Esta enorme pared de hielo blanca y azul se levanta a 60 metros de altura sobre el nivel del lago Argentino permitiendo que cualquier barco que se acerque parezca de juguete. El glaciar se extiende por unos 5 kilómetros de trente. Esta reserva de agua dulce es una de las más importantes del planeta, no por casualidad toda el área del glaciar fue declarada patrimonio natural de la humanidad por la Unesco.

Aquí reina el silencio, donde solo es interrumpido por el ruído estruendoso de los bloques de hielo cayendo majestuosamente al canal de los témpanos, seguidos por gritos y aplausos eufóricos de todos los presentes.

La primera excursión a tomar fue minitreking en el glaciar Perito Moreno.  Para esto llegas al “Puerto bajo de las sombras” para cruzar el lago Rico y llegar a una zona boscosa que conduce  a un pequeño parador, desde ahí se dividen los grupos y empieza el recorrido. Cámaras en mano, lo que sigue es impresionante.

Previamente debes llevar botas lo suficientemente abrigadas, guantes por si te resbalas no cortarte con el hielo y que te coloquen una plataforma especial para caminar en el glaciar llamada “Crampones”, estos tienen unas puntillas afiladas para adherirse al glaciar. 

Se forman grupos de 10 personas, los guías son dos, uno principal y otro que cuida que el grupo no se desvíe del camino. Previamente ofrecen instrucciones de la postura para lograr usar esta estructura metálica bastante pesada, y empezar la caminata. Si sufres de vértigo esta no sería una buena idea. Subes al glaciar y te recorre una ola de adrenalina que no se puede explicar, es una aventura donde debes todo momento seguir las instrucciones y el camino que sigue el guía ya que está rodeado de agujeros que llegan al fondo del glaciar.



Al terminar te reciben con bombones y brindis con el mismo hielo del glaciar. De regreso al barco puedes observar desde otro lugar, con un respeto  y admiración que solo  se logra después de haber estado en las alturas de un glaciar patagónico.

Ver album de fotos completo aqui https://goo.gl/GD9aKZ  

 

 

 

 

 

 
 
 
Sección Pasaporte: Artículos Anteriores
 
Síguenos en la Red