Tu Revista Turística y Social
Bienvenido a la Revísta Digital DePaseo
miércoles, 27 de mayo de 2020

Atrévete a probar la Berenjena.
Sección Del Fogón
Imprimir

 

Con alto contenido en fibra, hierro y magnesio, consúmela para fortalecer las defensas, prevenir la anemia y mejorar el funcionamiento de los músculos.


Fuente: ListinDiario.com

Una opción saludable y barata para la temporada de Cuaresma, época anual en la que muchos fieles de iglesias cristianas suelen limitar la ingesta de carne, se encuentra en la berenjena.  

¿Qué sabes de ella? Versátil en su preparación, la Solanum melongena es una planta originaria del sudeste asiático que se consume en todo el mundo.  Los registros más antiguos la ubican en India, unos 2,000 años antes de Cristo. 



Es una fruta de la familia de las solanáceas (una baya, en realidad, solo que debe comerse cocida) que le debe el nombre al famoso botánico sueco Carlos Linneo. Cerca de un 92 por ciento de su composición es agua.

¿Por  qué consumirlas? “Contienen una gran cantidad de fitonutrientes que resultan efectivos en la destrucción de los radicales libres. Uno de ellos es el ácido clorogénico, un poderoso antioxidante que reduce el nivel de colesterol malo y tiene propiedades antibacterianas y antivirales”, escribe el chef y comunicador argentino Pablito Martín en “Cocina consciente. Comer sano, sentirse bien”, una colección de fascículos de su autoría sobre la buena alimentación (Users Life, 2016).

Recetas con berenjenas
El chef Pablito Martín señala que otro de los beneficios de la berenjena reside en su alto contenido de hierro y magnesio, “por lo que resulta un excelente aliado para fortalecer las defensas y prevenir la anemia, así como mejorar el funcionamiento de los músculos y el corazón”.  

¿Sorprendida? Hay más. Martín apunta que la berenjena es rica en potasio, cobre, ácido fólico y fibra; que es depurativa y que, al componerse principalmente de agua, estimula la actividad renal, ayuda a regular el tránsito intestinal y contribuye con la eliminación de toxinas del organismo.

Gracias a su alto contenido en fibra, ayuda también a reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Tantas bondades no parecen tener alguna contraindicación, pero sí la hay.  Los nutriólogos aconsejan no comerla cruda, pues contiene solanina, una sustancia tóxica que, apunta Martín, “puede causar dolor de cabeza, dolor abdominal y trastornos digestivos”.

¿COMO ELEGIRLA? En “El arte de la comida sencilla” (Simon & Schuter, 2013), la chef Alice Waters escribe que la berenjena está mejor cuando la piel luce reluciente y brillante, la carne firme y la tapa y el tallo frescos. “Una piel opaca es señal de que la berenjena está muy madura, que lleva mucho tiempo almacenada, o ambas cosas”, expresa.

¿SE TE EMPAPA EN ACEITE? Ocurre porque la berenjena es muy esponjosa y absorbe una gran cantidad de aceite cuando se cocina, apunta Waters.

“Salar la berenjena antes de cocinarla le quita un poco de su humedad interna, reduciendo así la cantidad de aceite que puede absorber. Para una preparación más liviana, puede untarle aceite a la berenjena y hornear en vez de freír”, recomienda la activista, autora y dueña del famoso restaurante Chez Panisse de Berkeley, California.

¿TE GUSTA AL HORNO? Alice asegura que se pueden hornear enteras, cortadas por la mitad o en trozos. Las grandes, señala, se suelen asar enteras o en mitades y luego se trituran en puré.  

Aquí una de sus recetas, facilísima: “Corte las berenjenas por la mitad y haga incisiones en forma de cruz.  Sazone con sal y pimienta. Ponga el lado cortado hacia abajo en una bandeja engrasada. Coloque la berenjena entera en la bandeja engrasada. Hornee a 400 grados hasta que esté suave, comprobando el punto de cocción en el extremo del tallo. Retire la pulpa con una cuchara”.

Otra recomendación de Waters (Premio de la Fundación James Beard al Cocinero Excepcional) es asarla en rodajas o en cascos, y servir tibia como acompañante o marinada como parte de un antipasto o ensalada.

 

 

 

 

 

 
 
 
Sección Del Fogón: Artículos Anteriores
 
Síguenos en la Red