Tu Revista Turística y Social
Bienvenido a la Revísta Digital DePaseo
viernes, 20 de julio de 2018

¿Cómo lograr ahorrar para las vacaciones?
Por Por Cesar Perelló/ Para De Paseo
Sección Artículos
 Ver Galería Imprimir

 

Cuando se trata de ahorrar, nuestra cultura, educación y costumbres no son los mejores amigos que podemos tener. Hemos sido enseñados a gastar todo lo que nos ganamos y hemos llegado a desarrollar una increíble habilidad para gastar incluso lo que todavía no nos hemos ganado. Gastamos cada día lo que producimos cada mes y comprometemos los ingresos futuros mucho antes de que nos lleguen. ¿No está de acuerdo? Pues veamos el siguiente caso a ver si no le suena familiar.

 

En el trabajo, ganamos cada año el derecho de recibir al menos 14 días de vacaciones. Llega el día en que nos tocan las vacaciones  y no sabemos qué hacer, ni a donde ir. Entonces surge la gran idea: vamono’ de fin de semana para un “risol”.  ¿La justificación? Yo trabajo demasiado. ¡Yo me merezco ese crucero!

 

Hasta ahí todo está bien, el problema apenas comienza. Como no se ha planificado ese gasto, y no se cuenta con el dinero para costearlo decidimos dar un tarjetazo. En el mejor de los casos optamos por financiar  nuestras vacaciones a través de un préstamo bancario, que como sabemos tiene un interés más bajo que la tarjeta de crédito. Luego de catorce días de vacaciones y de disfrute  vienen meses o años de tortura y pago de intereses y capital por algo de lo que no quedan más que recuerdos y algunas fotos.

 

Para evitar tener que pagar altos intereses de tarjetas o prestamos, es recomendable planificar las vacaciones, algo que resulta mucho más fácil si sólo seguimos unos cuantos pasos: Piense desde ahora a qué lugar le gustaría ir el próximo año (sí, el próximo año). No crea que falta mucho. “Mucho” es el tiempo que va a pasar pagando intereses si no planifica a tiempo sus vacaciones. Luego, agarre el teléfono y comience a averiguar cuánto le van  a costar esas vacaciones. Una vez tenga el valor, calcule cuánto puede ahorrar mensualmente para este fin. Si es una meta alcanzable, entonces propóngasela, y empiece a ahorrar la cantidad en una de esas cuentas que llaman san, ahorro acumulado, etc. hasta lograr alcanzar la suma deseada.

 

Al final del período en que llega a la meta de conseguir ahorrar lo necesario para irse al lugar anhelado,  se podrá ir de vacaciones y regresar con fotos y recuerdos pero sobre todo sin deudas que la acosen por los próximos años y que le impidan recordar lo bueno del viaje.

 

 

 

Cesar Perelló es experto en Finanzas. Autor del libro “Finanzas Personales: manual para el buen manejo de sus recursos. Correo: perellocesar@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
Sección Artículos: Artículos Anteriores
 
Síguenos en la Red