Tu Revista Turística y Social
Bienvenido a la Revísta Digital DePaseo
viernes, 20 de julio de 2018

Qué es la Inteligencia Cultural?
Por Mariano Abreu /Para De Paseo
Sección Artículos
 Ver Galería Imprimir

 

Las habilidades emocionales son en gran medida las que hacen que tengamos éxito en los ambientes sociales, laborales y de negocios, al punto que una investigación realizada a nivel mundial por The Consortium for Research on Emotional Intelligence in Organizations, arrojó un resultado sorprendente y vinculado a nuestro Cociente de Éxito: el mismo se debe un 23% a nuestras capacidades intelectuales, y un 77% a nuestras aptitudes emocionales. 

Este hecho resulta sorprendente y en muchas ocasiones obviado por individuos que el contacto con las personas: clientes, amigos, familiares, es el día a día de sus interacciones. Esto nos lleva a reflexionar en unos de los puntos que en ocasiones fallamos: La Inteligencia Cultural, definida por algunos de los estudiosos del tema como: la capacidad para relacionarnos efectivamente con personas de otras culturas. Quiero destacar que cuando hablamos de cultura no nos referimos solo a nacionalidades, pues tal como señala Damián Goldvarg: "La cultura está compuesta por los valores, actitudes, creencias y comportamientos compartidos por un grupo de personas, cuando hablamos de cultura también nos referimos a culturas organizacionales, profesionales y a otras que nos identifican con los grupos a los que pertenecemos".

Trabajar con nuestras relaciones desde el punto de vista de la inteligencia cultural, nos permite mayor nivel de empatía, flexibilidad y asertividad, desde el momento que entendemos las creencias, hábitos y tabúes de culturas regionales, provinciales o extranjeras, lo cual nos permitirá un manejo más adecuado en nuestras relaciones interpersonales y un mejor desempeño en nuestros ambientes profesionales, según lo establece el profesor Christopher Earley, decano de la Escuela de Negocios de la Universidad Nacional de Singapur y profesor invitado de Comportamiento Organizacional en la Escuela de Negocios de Londres en su libro Developing cultural intelligence at work.

Cuando tenemos la delicadeza de interesarnos en los diferentes componentes de la culturas de personas que de alguna manera están interrelacionados con nosotros, estamos accediendo a la oportunidad de cerrar brechas intelectuales y culturales, desde el punto de vista del trato humano, y amplío el tema, estableciendo bien claro que no solo me refiero a culturas de otras nacionalidades, sino también a otro tipo de rasgos culturales impregnados en profesiones  y segmentos sociales, donde se puede notar  características propias de profesiones tales como auditores, contadores, arquitectos, ingenieros, en segmentaciones sociales como los gays, machistas, feministas, etc.

Las diferentes expresiones culturales son apreciadas y transmitidas de diferentes formas y maneras. Estas culturas tienen diferentes expresiones con la transmisión de su imagen pública. Usted puede notar en el timbre de voz y la entonación, características típicas de ciertas regiones y culturas, puede verlo en su forma de vestir, sus tradiciones, los símbolos usados en prendas y accesorios, el tipo de lecturas y música que leen y escuchan.

Todo esto hace que sin darnos cuenta, nuestro cerebro social nos incline a relacionarnos con personas de nuestra misma cultura, porque de alguna forma comparten nuestros códigos  y hacemos mayor empatía con ellos, menospreciando de una forma no consciente a los que no lo tienen. Nos cuesta entenderlos, pues hasta su lenguaje corporal es diferente al nuestro, sus manifestaciones de afectos, su forma de pensar, sus sistemas de organización, etc.

Precisamente es aquí donde la Inteligencia Cultural nos permite tener una mayor visión, flexibilidad y capacidad para adaptarnos, comprender y lidiar con esos retos y desafíos que nos deparan las relaciones sociales y profesionales permitiendo coordinar acciones con personas de culturas diferentes para alcanzar fines en común.

Usted puede desarrollar su inteligencia cultural de varias maneras. Le presentaré algunos consejos que puede seguir para iniciarse en esta maravillosa herramienta de socialización:

  • Reconocer nuestros valores, creencias y actitudes y aceptar que aunque son los nuestros, no son los únicos válidos.
  • Ser empático y tener la capacidad de ponernos en los zapatos del otro. Esto nos permite ser sensibles a las necesidades de otras personas.
  • Sea humilde, curioso, flexible, desarrolle su capacidad de estar pendiente a las sutilezas de las diferencias culturales.
  • Abra su corazón y su mente a nuevos aprendizajes culturales.
  • Desarrollar amistades con personas de otras culturas.
  • Conozca las diferentes culturas dentro de su propio país, en sus propias regiones.
  • Viajar internacionalmente y conocer gente de otros países.
  • Vea películas o lea libros que lo instruyan sobre cómo viven y piensan personas diferentes a usted.  Es una manera de desarrollar nuestra inteligencia cultural.

Finalmente recuerde que la inteligencia cultural es parte de sus aptitudes emocionales y ellas son demasiado importantes como para no entrenarlas, pues representan el 77% del éxito de las personas, según el estudio con el que inicie este articulo, entonces ¿Qué hace usted que no ha iniciado su entrenamiento?

 

Mariano Abreu es consultor de imagen pública, Professional Life Coach. Presidente de Imagen Pública Consulting. Tel 809-422-7377 Twitter: @imagenpublicac. http://www.youtube.com/laimagenpublica

 

 

 

 

 

 
 
 
Sección Artículos: Artículos Anteriores
 
Síguenos en la Red